¿ Dónde están los Guayaquileños?


Guayaquil La Fragua de Vulcano

Guayaquil La Fragua de Vulcano

Los guayaquileños hemos olvidado quienes somos y lo que queremos.

Por nuestra apatía hemos cedido derechos inalienables que nadie se atrevía a tocar.

Esa actitud altiva y rebelde que teníamos, se ha cambiado por el conformismo y la sumisión frente a lo que nos imponen.

Solíamos ser un pueblo aguerrido.

Éramos unos guerreros indomables orgullosos de su historia.

Guayaquileño madera de guerrero ahora solo es una canción.

Antes constituía la forma descriptiva del indómito guayaco que por su altivez estaba por encima de todos sus hermanos.

Ser Huancavilca era un orgullo.

Traducía una forma de ser que se fraguaba con la sangre derramada por nuestros próceres.

Ser Guayaquileño era tener una actitud ante la vida y una posición frente a la muerte.

Ese fuego inextinguible que corría por nuestras venas se ha extinguido.

Éramos los líderes que hacíamos caminos para que otros los caminen.

Hoy sucumbimos en un letargo conformista que lesiona nuestra soberanía y arrebata los derechos de nuestra ciudad.

Cuando Guayaquil gritaba el país temblaba.

Hoy no hacemos ruido, nos hemos despersonalizado, vivimos en silencio.

Hemos perdido nuestra identidad.

Vivimos para lo que le interesa a cada cual sin importar lo que nos convenga a todos.

Nuestra aguerrida fortaleza se ha convertido en un silencio cómplice.

No damos nada a la ciudad; nos aprovechamos de ella.

Permitimos que se nos robe, se nos ofenda y se nos engañe.

A Guayaquil se lo destruye cuando permitimos que se lleven nuestros logros.

Se la ultraja con leyes que le pretenden quitar su autonomía.

Cada pretendida imposición es una puñalada a nuestra madre.

Guayaquil es la cuna donde nacimos y la tierra donde queremos morir.

Con nuestro silencio permitimos que nos quiten lo que hemos logrado.

Somos tan perversos como los malvados que nos pretenden dañar.

Nuestra falta de identidad radica en el desconocimiento de nuestra historia.

Los guayaquileños nacidos en su seno solo somos el 34 % por ciento de todos los que vivimos en  sus entrañas.

A la mayoría no les importa la ciudad porque no son parte de su historia.

Por supuesto que hay quienes sin haber nacido son mejores que los que sí lo hicieron.

Pero la mayoría desconoce nuestro legado y nuestras costumbres por lo que no les importa lo que le pase a la ciudad.

Vienen a nuestra urbe para aprovecharse de ella.

Lo que pueda se lo llevan y lo que no se lo llevan no les importa quién lo lleve.

No tienen porqué defender algo que nunca han querido.

La ciudad de Guayaquil está en las manos de fuereños.

El silencio cómplice de los nacidos en este suelo y la indiferencia permisiva de los que no lo son, se han convertido en la característica de una nueva identidad del Guayaquileño timorato en que nos hemos convertido.

Solo vivimos para cuidar nuestro bolsillo.

Lo que le pase a los otros no importa, solo importa lo que nos pase a nosotros.

Somos un grupo de egoístas donde a cada cual solo le preocupa sus propios intereses.

Somos una urbe abusada porque a nadie le importa un carajo lo que pasa.

El peor anti Guayaquileño es el nacido en Guayaquil.

Dormimos en la inercia de la indolencia.

Nos hemos convertido en los permisivos bípedos de las imposiciones que deciden nuestro destino.

¡Tenemos que despertar!

Todavía hay gente valiente que no se doblega ante nadie.

Aún existe la sangre indómita que corre por las venas de nuestra rebeldía.

Esta savia nos devolverá la fuerza para ser lo que fuimos.

En realidad somos quiénes éramos…

Recuperando nuestra dignidad recuperaremos nuestra identidad.

Guayaquil no aguanta más.

Volvamos al pasado para ser lo que siempre fuimos.

Guayaquileños que viviremos y moriremos por Guayaquil…

Anuncios
Deja un comentario

Todos los comentarios respetuosos serán publicados

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: