Ser Guayaquileño


guayaquil-activo

Ser Guayaquileño…

Es tener la profunda convicción de ser mucho más que los demás.

El Guayaquileño posee un espíritu frontal, generoso y altivo.

Puede sacrificarse por el otro y da de sí mismo con desprendimiento inusitado.

Un individuo para quién su existencia es un juego y su destino una aventura.

Es un ser que disfruta de la vida mientras se ríe de la muerte.

Un hombre que con su esfuerzo labra su camino.

Generoso por naturaleza, abre sus brazos para recibir a quién se quiera cobijar en su regazo.

Ama la libertad de hacer lo que le da la gana.

Adora su comida criolla; hace de cualquier día una pachanga.

Fanático del deporte; el fútbol divide su pasión.

Deja de comer, pero se va al estadio.

Un Clásico enciende su corazón.  Cuando se encuentra en la Sur Oscura o la Boca del Pozo, se trasforma en un insulto colectivo que condena en cada instante.

Su impostergable reunión con la gallada, le da la identidad de grupo en la que se pierde.

Su valentía radica en la fuerza que le proporciona su identificación con los demás.

Es un individuo que necesita compartir su vida.

Amante ocasional de pocas horas, elogia la belleza de sus mujeres y con el piropo improvisado que le salga, trata de pescar a la que pueda.

Es novelero por naturaleza.

Todo lo que sea nuevo lo seduce; todo lo que le embelesa, lo estimula.

Fácil de reír; fácil de sufrir.

Es un informal de nacimiento.

No le gusta ser solemne, ni seguir los protocolos.

Le entusiasma ir de prisa para conseguir las cosas sin mayor esfuerzo.

Le gusta la música y sobretodo la que le habla de su vida y sus tragedias.

Una buena guitarreada donde los lagarteros, es un complemento infaltable que junto a varias jabas de cerveza consumidas, lo vuelven cantante y súper macho.

Es impuntual por naturaleza. Llega atrasado hasta su propio entierro. Ha inaugurado la hora Guayaquileña, que es una hora más tarde de la que debió comenzar.

Siempre tiene una excusa que justifica su tardanza.

Ahorita nos vemos es una sentencia natural, que pone en evidencia su constante jugarreta.

El Guayaquileño no es buen pagador. Se endeuda con facilidad y paga con dificultad.

Es religioso de última instancia y cree en Dios, cuando las cosas ya no tienen más remedio.

Promete cambios radicales en su vida, cuando está perdiendo algo.

Las mandas o los arrepentimientos, estarán siempre presentes a la hora de una enfermedad de un ser querido.

Hace dieta todos los primeros días de cada año.

Jura y rejura que no fumará y dejará de chupar.

Es buenísimo para ir a un velorio. El fallecido será mucho más o menos querido, por la categoría apoteósica de su entierro. Que si estuvo fulano o si viste a fulana, son comentarios básicos del velorio al que se vaya.

El Guayaquileño es en exceso fetichista. Que la virgen de los necesitados o el patrón de los pobres o la madre de las dificultades, son sub cultos a los que se aferra para sobrellevar su infortunio.

Se somete con facilidad a íconos a los que obedece.

Seguir lo que dice un ”man arrecho”, es más fácil que reflexionar por las palabras sabias de un estudioso.

Es fácilmente impactable emocionalmente. Se lo puede controlar con facilidad.

Su pensamiento es emotivo; es muy manipulable a lo que impacte su atención.

Sus argumentos son cambiantes. Razona superficialmente sin mucho pensar.

Es capaz de sufragar por quién más le guste, que por quién más le convenga.

Se siente parte de quién represente más las frustraciones que mantiene.

Así por ejemplo, si alguien dice que castigará a los ricos; como él no puede castigarlos, se sentirá representado por quien se lo prometa hacerlo.

Es altamente manipulable por quien capitalice sus resentimientos.

Es alegre y bullanguero.

Es como somos y seguiremos siendo para siempre.

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

Todos los comentarios respetuosos serán publicados

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: